VII ENCUENTRO NACIONAL DE AUTORIDADES POLÍTICAS JÓVENES 2016

El VII Encuentro Nacional  de Autoridades Políticas Jóvenes: Juventud y Buen Gobierno, realizado en el Cusco, ha sido una excelente oportunidad para analizar el desempeño de las autoridades políticas jóvenes. Ya teniendo a la Asociación Nacional de Autoridades Políticas Jóvenes (ANAPAJ), organización que tendrá una dura tarea para posicionarse y representar a mas de 1,600 autoridades jóvenes elegidas en el ultimo proceso electoral. 

Este magno evento se realizo del 26 al 28 de abril, en las instalaciones de la Universidad Andina del Cusco, donde las autoridades políticas jóvenes, de 18 y 29 años, se reunieron para participar en diversos talleres, charlas y exposiciones. Se eligió a la ciudad Pasco- Oxapampa, como la sede del próximo VIII Encuentro Nacional de Autoridades Políticas Jóvenes, a realizarse en el 2017.

VII_ENCUENTRO_NACIONAL_DE_AUTORIDADES_POLITICAS_JOVENES_2016

VII_ENCUENTRO_NACIONAL_DE_AUTORIDADES_POLITICAS_JOVENES_2

CUSCO_2016

 

Los jóvenes españoles siguen condenados a vivir con sus padres.

manifestaciones-convocadas-colectivo-Juventud-Futuro

  • La encuesta de hogares de 2015 del INE revela que el 51,7% de los chicos y chicas de entre 25 y 29 años conviven con sus progenitores.
  • La cifra ha aumentado casi tres puntos desde 2013, el primer año que se publicaron estos datos.
  • Uno de cada cuatro hogares está compuesto por personas que viven solas.

Los jóvenes españoles siguen condenados a vivir con sus padres. Según la última encuesta de hogares publicada este miércoles por el INE, más de la mitad de los chicos y chicas de entre 25 y 29 años convive con sus progenitores. La cifra ha aumentado tres puntos desde 2013, cuando se publicaron por primera vez estos datos. Entonces se contabilizaron 5.748.700 jóvenes, de los cuales el 48,5% continuaba bajo el mismo techo que sus progenitores.

Una de cada cinco de las personas que ya han pasado la treintena (entre 30 y 34) tampoco se han ido de casa. Este dato también ha crecido en los dos últimos años en la misma proporción: del 21,5 al 23,3%.

 
Emancipación de los jóvenes, datos del INE 2015.

Emancipación de los jóvenes, datos del INE 2015.

El paro juvenil continúa siendo un problema en España. Uno de cada tres españoles de entre 16 y 29 años busca empleo y no lo tiene; y casi la mitad se encuentra en esta situación desde hace al menos dos años. según un informe elaborado por la fundación porCausa. La EPA del pasado mes de noviembre revelaba que los jóvenes que no estudian ni trabajan (el 23,3% de la población juvenil) ya triplican a los que sí. No obstante, el número de ‘ninis’ se ha reducido en los últimos años. El pico máximo, casi dos millones, se alcanzó en el tercer trimestre de 2009.

El Sistema Nacional de Garantía Juvenil se implantó en 2014 precisamente para reducir el problema del paro entre los más jovenes. A fecha de diciembre, el número de solicitudes aprobadas alcanzaba las 120.000, una cifra que corresponde a menos del 10% de jóvenes que se encuentran en situación de desempleo.

Si volvemos a la composición de hogares y tomamos la cifra agregada, es decir la de hombres y mujeres de entre 24 y 34 años, lo segunda situación más frecuente es que vivan en pareja con hijos (23,4%). En 2013, este porcentaje era superior y alcanzaba el 28,2%. En el sentido contrario se ha movido la proporción de parejas que conviven pero que no tienen hijos: aumenta del 19,2% al 20,3%.

4,5 millones de personas solas

Ya hay en España más de cuatro millones y medio de personas que viven solas, el 25% de los hogares en España. Son 50.000 personas más que el año pasado. El 40,6%, es decir 1.859.800, tiene 65 o más años y en su mayoría son mujeres, según los últimos datos del INE. En el caso de las personas por debajo de esa edad en esta situación, el 59% son hombres.

En el resto de datos que arroja esta encuesta anual, publicada desde 2013, las tendencias no han variado. El modelo de hogar más común sigue siendo el formado por dos personas (30,6%) y el tamaño medio se mantiene invarible en 2,51. Las unidades familiares que más crecieron fueron las más pequeñas, de una o dos personas, mientras que las de cuatro, cinco o más, se redujeron.

Por otra parte, las familias monoparentales continúan integradas mayoritariamente por una madre con hijos (el 81,3%), aunque ha crecido en un 16,9% el número de hogares formados por un padre a cargo de menores. 

En cuanto al régimen de tenencia de la vivienda, en 2015 el 77,3 % de los hogares ocupaba viviendas en propiedad, tanto con pagos pendientes como sin ellos, mientras que el alquiler supone el 17,5 % del total.

MÁS INFO

México fracasa en reinsertar a sus jóvenes.

MEXICO_REINSERCION_JUVENIL

Dos presos hablan dentro de su celda en una prisión en Monterrey. REUTERS

Un estudio revela la ausencia de una política que permita a los adolescentes reincorporarse de manera sana y productiva a la sociedad.

Francisco pasó una parte de su infancia cuidando una casa donde se cultivaba marihuana. Hace dos años fue detenido por la Policía Federal y llevado a un centro de internamiento. A sus 17 años fue acusado de homicidio, robo con violencia –asaltó un banco–, delitos contra la salud, secuestro y portación de arma prohibida. Cuenta que era adicto a la cocaína y todos los días bebía alcohol. Fue reclutado por un grupo armado para, según sus palabras: “matar a las ratas, vender droga y cuidar los puntos por donde pasaba la ley”.

El joven lleva dos años en un centro para adolescentes y le restan otros tres para terminar su internamiento, pero continúa siendo un chico desconfiado y con anhelos de venganza.

–¿Quién es la persona a la que consideras más valiosa en tu vida? –le pregunta el entrevistador.

–Nadie; desconfío hasta de mí mismo –responde.

–¿Y la persona que más daño te ha hecho?

–Mis enemigos, los que me entregaron y me robaron mi dinero.

” Con tanta droga a veces me ponía bien ‘paniquiado’, agarraba la troca (auto) y me ponía a disparar” FRANCISCO.

Él es uno de los 4.500 menores de edad que cada año son privados de su libertad. Su testimonio se incluye en el Diagnóstico de los adolescentes que cometen delitos graves en México  difundido por la Unicef y la Secretaría de Gobernación. El documento fue elaborado por Elena Azaola, una antropóloga y psicoanalista que ha realizado diversos estudios sobre maltrato infantil y centros de reclusión. Para el estudio se entrevistaron a 278 adolescentes que representan al 70% del total que se encuentra recluido en cuatro centros del país escogidos para realizar el diagnóstico.

El caso de Francisco ejemplifica la ausencia de una política de reinserción socialpara los adolescentes. Esta situación es preocupante, se destaca en el estudio, porque lo que se halla en juego es la posibilidad de dotar a los jóvenes de herramientas que les permitan reincorporarse de manera sana y productiva a la sociedad. De no lograrse estos objetivos, se arraigarán a una carrera delictiva.

De acuerdo con los estándares internacionales el límite máximo de internamiento idóneo es de cinco años, pero en México se han ido aprobando leyes que prolongan los periodos de reclusión. En Hidalgo y Sinaloa las penas máximas son de siete años, en Morelos de nueve y en Coahuila de hasta 15 años. “Los casos más extremos son los de San Luis Potosí y Aguascalientes que prevén periodos de internamiento de hasta 18 y 20 años”.

Casi la mitad de los jóvenes encuestados cree que saldrá de la institución igual o peor que como entró.

Uno de los hallazgos del diagnóstico es que casi la mitad de los jóvenes encuestados cree que saldrá de la institución igual o peor que como entró. El 28% no tiene sueños, no confía en nadie y no quiere pensar en su futuro, lo que revela la falta de confianza y de expectativas de poder alcanzar un mejor futuro. Además en varios de los centros, los psicólogos entrevistados mostraron su preocupación por que alrededor de una tercera parte de los adolescentes mostraba síntomas de depresión que no estaban siendo atendidos por la institución. “Son muy altos y preocupantes los porcentajes de quienes se sienten tristes, aburridos, desanimados o desesperados”, se lee.

–¿Cuál sería tu sueño más grande? –le pregunta uno de los especialistas a Francisco.

–Estar muy arriba, ser uno de los más buscados por la ley.

–¿Qué necesitarías para poder realizar tus sueños?

–Agallas.

Delincuencia organizada

Los casos más severos y preocupantes son los que corresponden a adolescentes que fueron captados por grupos de la delincuencia organizada. Ellos han vivido experiencias que trastocaron su curso de vida de manera radical.

Nicolás es un adolescente que desde los 12 salió de su casa atraído por el estilo de vida que llevaban sus amigos y dejó de estudiar para dedicarse al “negocio” de la droga que le demandaba el 100% de su tiempo. “Cuando mataron a mi mamá me enrolé y me fui a trabajar con Los Antrax, un grupo que también es del Chapo y del Mayo (líderes del cartel de Sinaloa). Veía el ambiente en que andaban mis amigos y me gustó, el dineral que traían y que ganaban fácil y pensé que yo también podía hacer eso”, confesó.

El joven de 16 años fue acusado de homicidio, robo de vehículo, secuestro, delitos contra la salud, portación de arma prohibida y delincuencia organizada. “Me pusieron todo lo que he hecho, que levanté a una persona, que la torturé, que la maté, que traficaba drogas, que traía armas”. Lo que no escribieron en su expediente es que cuando lo detuvo la Policía Federal lo torturaron: “Me ahogaron, me dieron toques, me llevaron a una oficina a golpear y me ponían corriente y agua”.

En el estudio se señala que es preocupante que tres cuartas partes de los adolescentes refirieran haber sido golpeados por la policía al momento de su detención. Además en más de la mitad de los casos, no se les informó de sus derechos ni de la posibilidad de ser asistidos por un abogado. “Había muchos casos en los que esos hechos habían dejado una huella profunda en los adolescentes”.